¿Es bueno limpiar los oídos del bebé con bastoncillos?

¿Crees que es bueno limpiar los oídos del bebé con bastoncillos?

Para limpiar los oídos del bebé con bastoncillos debemos de tener varias cosas muy claras antes de hacer nada, porque nos estamos jugando la salud de nuestro bebé o recién nacido. Es uno de los recobecos de nuestro bebé que no sabemos como lidiar con ellos. En cambia siempre pensamos que nuestro bebé debe de estar limpio, sobre todo porque es un recién nacido y como tal es una personita frágil

¿De verdad piensas que es necesario limpiar los oídos del bebé?

La respuesta es un rotundo NO. Lo primero porque nuestro recién nacido como tal acaba de nacer, por lo que es muy difícil que tenga suciedad en los oídos. Por lo tanto no es necesario hacerles una limpieza habitual, como mucho una limpieza superficial.

¿Que protege los oídos de mi bebé?

LA CERA que su cuerpecito crea. Es cerumen, algo pegajoso de un color amarillo, por lo que nunca debemos de sacar ese cerumen o cera, ya que los protege.

Entonces, ¿No puedo limpiar los oídos de mi bebé con bastoncillos?

NUNCA. Como ya hemos mencionado anteriormente la cera o cerumen es la encargada de proteger el tímpano, impidiendo que entre polvo. Además podrías provocar un tapón de cera si introduces un bastoncillo en los oídos de tu bebé y no es nada bueno. Limpia el oído de tu bebé si ves que rezuma dicha cera o cerumen de su orejita pero no metas ningún objeto limpiador ni mucho menos punzante.

¿Cómo debe ser la cera o cerumen de mi bebé?

Debe de tener una consistencia fina y debe de tener un color amarillento o anaranjado, pero siempre un tono claro. Si observamos que no es así y se vuelve oscura y espesa, no debemos dudar de llevar a nuestro bebé al pediatra sin intentar nada.

Conclusión, ¿Cómo limpiar los oídos del bebé?

  • Nunca metas un bastoncillo al canal auditivo del oído de tu bebé. En muchas ocasiones puedes fácilmente perforar el tímpano del oído, que es una membrana muy delgada.
  • La cerilla en los oídos sirve de protección.
  • De hecho a los bebes les sale mucha, incluso en ocasiones se les sale hasta ser visible por fuera de las orejas.
  • No es necesario sacar la cera o cerumen de los oídos, con el tiempo dejarán de producir tanta.
  • Limpia únicamente por fuera con papel, alguna toalla o incluso con bastoncillos, pero recuerda nunca meterlo al canal auditivo por que además de meter mas la cera puedes causar daños en el oído medio.

Quizás te interese falso estreñimiento o disquecia del lactante, causas frecuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.